976 32 65 65 info@paleoymas.com
anfora llena de monedas romanas encontrada en Tomares, Sevilla

10 hitos recientes de la arqueología en España

España, por su estratégica ubicación geográfica, pasa a formar parte de esos territorios con historias milenarias, donde la arqueología ha conseguido un nicho incuestionable para desvelar los grandes enigmas de la humanidad. Aunque en su mayoría se relacionan con los cimientos de la civilización romana, otros grandes hitos han marcado la historia y han sido de relevancia y transcendencia mundial.

El Museo de la Evolución Humana en Burgos, es una de esas pruebas fieles de que lo más profundo de la tierra española le habla al mundo para aportar datos contundentes a la arqueología universal. Es por ello que hemos recopilado diez hallazgos importantes de la arqueología y paleontología reciente, que demuestran lo fértil y rica que es esta parte de la península ibérica.

 

 

Descubrimientos romanos en Badalona

Uno de los hallazgos más recientes de la arqueología en España se vivió en Badalona, en la provincia de Barcelona (Febrero, 2017). Mientras se realizaban obras en un vial lateral de la C-31 se revelaron numerosas habitaciones, más de 200 zanjas de cultivo de viña y un busto de Baco, el dios de las fiestas, el vino y las bacanales. Era Baetulo, una ciudad de la antigua roma y que al sol de hoy siguen investigando y haciendo nuevos descubrimientos.

 

 

Ánforas romanas en Sevilla

En Tomares, Sevilla, en 2015, fue el epicentro de otro importante hallazgo de la arqueología española. 19 ánforas romanas fueron halladas con 600 kg de monedas de bronce y plata. Y según estudios, data del siglo IV después de Cristo. Considerado un hallazgo único en este país y probablemente en el mundo.

 

 

Galicia muestra sus hallazgos

Arqueólogos experimentados del Centro Nacional de Investigación de la Evolución Humana en Burgos, ha encontrado un depósito de herramientas de enorme tamaño en Porto Maior, Galicia. Objetos que datan de entre 293.000  y 205.000 años y que pueden significar un antes y un después en el estudio de las especies humanas primitivas de nuestro país. Entre lo que se concluye de este hallazgo es que en España vivieron dos grupos o razas de seres humanos con características muy diferentes.

 

 

Yacimientos de Vega Baja en Toledo

A finales de 2001, en los terrenos que limitan con la calle de San Pedro el Verde, se hallaron un numero importante de estructuras de basurero y distintos tipos de cimientos y bases de muros de mampostería trabada con barro de viviendas. Dada la ubicación de los restos, podría corresponderse con la basílica pretoriense de San Pedro y San Pablo, donde se celebraron los Concilios de Toledo.

 

 

Cancho Roano de Badajoz

En 1978, mientras un labrador excavaba para construir una piscina descubrió los cimientos de un edificio. Este era de origen tartésico, quemado 2.500 años antes. Las investigaciones apuntan a que este fue un palacio de la nobleza rural. Esta ubicado a 10 kilómetros del municipio Zalamea de la Serna.

 

 

Son Fornés en Mallorca

En Mallorca se asentó la cultura talayótica en la Edad de Bronce y en la Edad de Hierro. Allí se organizaban alrededor en grandes y enigmáticas torres ciclópeas donde se especula resolvían sus conflictos y celebraban acontecimientos. Estos restos de la arqueología española, fueron hallados en 1975, pero 40 años después siguen las excavaciones y restauraciones, consiguiendo nuevos datos de la civilización de ese entonces.

 

 

Castro de Santa Tegra en Pontevedra

Sus orígenes se remontan a los siglos II y I antes de Cristo, pero las casas rectangulares delatan la influencia romana, ya que las cabañas galaicas de esa época eran circulares. Se encuentra en el municipio de A Guarda y puede ser visitado todo el año.

 

 

Recópolis en Guadalajara

En Guadalajara se encuentra uno de los hallazgos con mayor precisión histórica. Unificado el reino visigodo el rey Leovigildo fundó esta ciudad en el año 578 colocándole el nombre de su hijo, el futuro rey Recaredo. Entre los restos excavados destacan el palacio, la iglesia palatina y la muralla y desde este punto el castillo de Zorita.

 

 

Yacimiento del Turuñuelo de Guareña

Recientemente ofreció nuevos descubrimientos en la etapa final de Tartesos, una civilización que nació al suroeste de la península en la primera mitad del primer milenio antes de Cristo. Se conserva un único edificio de dos plantas, lo que quedo después que sus habitantes destruyeran todo. De este hallazgo de la arqueología se obtienen datos sobre técnicas de construcción, materiales y de restos de vida que van apareciendo en su interior. Y la gran novedad, son los huesos de una persona adulta, probablemente un hombre en torno a los 1,67 metros de altura, que proporcionarán ADN para seguir investigando.

 

 

El Palacio de la Aljafería

Este palacio ha pasado por muchas reformas y ha sido objeto de estudios constantes, uno de los últimos realizados a finales de los ochenta del siglo XX, se finalizó en 1998.
Luís Franco y Mariano Pemán, con la supervisión arqueológica de Manuel Martín-Bueno dirigieron la acción arqueológica que afectó a diversos sectores Palacio, sobre todo a: patio de San Martín, patio de San Jorge, capilla o iglesia de San Martín, excavación donde han surgido sorpresas que han facilitado documentar una necrópolis de los siglos XVIII-XIX, con un conjunto de enterramientos de la época de la guerra de la Independencia.