976 32 65 65 info@paleoymas.com
Aranda de Moncayo - aragon digital

10 hitos recientes de la arqueología en España

La curiosidad es una de las bases del éxito del ser humano como especie. Motiva la exploración necesaria para el conocimiento del medio, lo que facilita una mejor y mayor adaptación.

 

Pero esta curiosidad no solo se ciñe al momento presente, porque conocer los hechos del pasado también nos ayuda a interpretar mejor nuestro entorno, físico y social. De ahí la fascinación que, desde la antigüedad, hemos sentido los humanos por saber sobre nuestros orígenes y los hechos ocurridos y vividos por nuestros antepasados.

 

Esa curiosidad, tan humana como inicialmente poco organizada sentó las bases de nuestra disciplina: la arqueología.

 

Es por ello que, hasta hace unos 150 años en España, como en el resto del mundo, la arqueología se enfocaba sobre todo,  a los grandes monumentos o a los grandes hallazgos: Pompeya, Troya, la Tumba de Tutankhamon, la Tumba del Sr. De Sipán, la Dama de Elche, etc.

 

Afortunadamente, la arqueología ya no solo la practican profesores con sombrero y látigo, sino que se ha convertido en una ciencia profesionalizada, tan moderna como desconocida para la mayoría de la gente.

 

Y los arqueólogos españoles han contribuido notablemente a que esto fuese así, dirigiendo y/o participando en grandes proyectos, hallazgos e investigaciones de los que hemos querido destacar una decena como hitos de la investigación arqueológica en España.

 

1.- El eco de Homo antecesor

Los yacimientos arqueológicos de la Sierra de Atapuerca, en Burgos, albergan restos fósiles del último millón y medio de años, incluyendo restos de 5 especies de homínidos. Es uno de los yacimientos más importantes del mundo y su contribución a la comprensión de la evolución humana, es internacionalmente reconocida.

 

Pero como no sólo de hallazgos vive la arqueología, queremos destacar a Atapuerca no sólo por su importancia científica, sino por la repercusión y proyección internacional que alcanzan los hallazgos y descubrimientos que se suceden campaña tras campaña.

 

De este modo, las publicaciones en las prestigiosas revistas Nature y Science de los hallazgos de la sima de los Huesos (1993), Homo antecessor (1994) y el ADN humano más antiguo conocido (2014), ocuparon titulares en prensa nacional e internacional.

 

Estos hechos no son importantes tan sólo por la singularidad de los hallazgos, sino también por la gran repercusión que su lanzamiento supuso ya que colocó a la investigación arqueológica española al más alto nivel científico posible.

 

Atapuerca El mundo -Israel Murillo

Tomada de:  El Mundo 

 

2.- Los cascos expoliados y su vuelta a España.

Desde el pasado 2019 el Patrimonio Histórico español cuenta en su haber con 8 cascos celtibéricos que nunca debían de haber salido de España. Pero gracias a 30 años de expolio sistemático del yacimiento de Aratis (Aranda de Moncayo, Zaragoza), y a la falta de reacción ante las denuncias de la venta ilegal de sus restos arqueológicos, los cascos salieron de España rumbo a Alemania.

 

Pero la suerte estaba de nuestra parte, ya que fue el propietario del museo en el que estos cascos estaban depositados el que en septiembre de 2018 manifestó su intención de devolver los cascos que había comprado, desconociendo su origen ilícito. Es entonces cuando se inicia todo un periplo legal que desembocó en 2019 en la sentencia de cárcel ejemplar para dos de los implicados en el expolio (un tercero falleció antes de celebrarse el juicio).

 

Son este tipo de noticias los que permiten comprobar que la legislación sobre patrimonio cultural funciona y lo más importante, se aplica (casi siempre, pero eso ya es harina de otro costal). Si a esto se añade la concienciación social (como la que motivó la devolución de los cascos por parte del museo alemán), que debe ser promovida por las instituciones a través del conocimiento y la divulgación, se incrementa de forma notable la protección del patrimonio y la herencia cultural.

 

Aranda de Moncayo - aragon digital

Tomada de:  Aragón Digital

3.- Tartessos y caballos.

 

Antes decíamos que no sólo de hallazgos viven los arqueólogos, pero no olvidemos que nuestra disciplina se basa en el descubrimiento, en sacar a la luz los restos de civilizaciones anteriores a la nuestra y estudiarlos para su mejor compresión.

 

Uno de los hallazgos arqueológicos más importantes de la última década a nivel mundial se realizó en España, más concretamente en Güareña, Badajoz. Hablamos del yacimiento de Casas del Turuñuelo que lleva excavándose desde 2014 gracias a la financiación europea.

 

El Turuñuelo es, hasta nuestros días, el edificio protohistórico mejor conservado del Mediterráneo Occidental. Conserva dos plantas de altura, con muros de adobe de los que se conserva la cimentación unidos entre sí por una escalinata monumental. Bajo esta escalinata se localizaron los restos de una tumba ritual en la que se enterraron 52 caballos en posición anatómica, único caso conocido en el mundo entero.

 

El hallazgo en sí mismo es hito, pero también lo será el impulso que su estudio dará al conocimiento de una cultura poco conocida en España: Tartessos.

 

Este yacimiento aún promete muchas alegrías arqueológicas, ya que sólo se ha excavado el 20% de los restos existentes. Esperemos que el Premio Nacional de Arqueología, que fue concedido a este proyecto en 2018 no se quede sólo en una anécdota y que motive a las administraciones a seguir invirtiendo en la excavación y estudio de este magnifico yacimiento, tan importante para el conocimiento arqueológico.

 

turuñuelo La Vanguardia

Tomada de: La Vanguardia

 

4.- El nuevo Museo Arqueológico Nacional.

El Museo Arqueológico Nacional (MAN) fue fundado en 1867 por Isabel II, siguiendo la tendencia europea de crear grandes museos nacionales en los que se reunían las colecciones de antigüedades dispersas por todo el país.

 

Inicialmente el MAN era conocido sólo como Museo Nacional. El término arqueológico se añade en 1901, suponiendo una auténtica revolución ya que la categoría de arqueológico era algo muy novedoso en la época. No olvidemos que a principio del siglo XX la arqueología como tal era una ciencia “recién nacida”.

 

A lo largo de los años el MAN se ha convertido en un reflejo de la arqueología española y su evolución. Al igual que la disciplina se ha asentado y definido con el paso del tiempo el MAN ha evolucionado paralelamente a los avances de la arqueología.

 

Es por ello por lo que entre 2008 y 2013 se decidió reformar el edificio decimonónico en el que se encuentra el MAN haciendo de su sede un edificio más moderno, accesible y tecnológicamente actualizado.

 

Esta reforma no ha sido exclusivamente un “lavado de cara” del museo, sino que ha sido una auténtica revolución en la renovación museográfica de las salas para poner en valor las colecciones y dotar de comprensión al discurso expositivo en función de los descubrimientos científicos recientes.

 

Museoarqueologico1_Turismo Madrid

Tomada de: Turismo Madrid

 

5.- Graduados en Arqueología

Las Facultades españolas de Filosofía y Letras llevan prácticamente un siglo ocupándose de la enseñanza superior en arqueología, sobre todo dentro de la Licenciatura de Historia o la antigua Geografía e Historia.

 

Pero en las últimas décadas, la arqueología se ha convertido en una disciplina científica compleja e interdisciplinar para la que se requiere una formación específica que no se obtiene en la Licenciatura en Historia.

 

Es cierto que para ejercer la arqueología es necesario contar con una base de conocimiento histórico amplio que nos permita contextualizar los hallazgos, pero también es cierto que en la Licenciatura en Historia no se abordan cuestiones tan básicas para los arqueólogos como la estratigrafía, el manejo de una estación total, realización de planimetrías, etc. ni tampoco se abordan cuestiones prácticas para ejercer la profesión una vez acabada la carrera. Todas estas cosas se aprenden, o se aprendían, con la práctica en campos de trabajo, excavaciones de verano, fines de semana arqueológicos…

 

Desde 2014 se oferta en varias universidades españolas el Grado en Arqueología, encaminado a formar profesionales suficientemente formados en historia, pero con un amplio conocimiento la metodología arqueológica y su aplicación.

 

Todavía es pronto para conocer los resultados de la formación de los nuevos graduados en arqueología. Lo que sí es seguro es que el disponer de una formación académica propia nos empodera como investigadores y profesionales, y debería convertirse en la semilla de una mayor regulación y consideración de la actividad profesional arqueológica en todos los ámbitos, incluyendo el valor que los propios arqueólogos damos a nuestro trabajo.

 

Continuara…

La decena de hitos que hemos seleccionado se completan en la siguiente entrega e incluyen momentos como el hallazgo de las cuevas de Altamira, y las expediciones españolas en Egipto entre otros. ¿Te lo vas a perder?